El ocaso de las brujas

Capítulo XII

Todo estaba preparado en Paca Resort para recibir al multitudinario congreso internacional de Brujas no malvadas. Las primeras en llegar acompañaban a la bruja Jones y decidieron pernoctar en el hotel de Paca por la proximidad a su complejo residencial y para evitar usar la escoba en demasía para los desplazamientos, pues aunque sea volando los viajes en escoba son agotadores y causan aglomeraciones y atascos. Este fue el discurso de bienvenida de Jones a las congresistas.


Brujas compañeras: Como cada año, nos hemos reunido para actualizar nuestra jerga mágica marginal y profesional. No os descuidéis ni una milésima de segundo. Pronto hará acto de presencia la arpía malvada para hacer la puñeta a alguna incauta, No os relajéis y estad atentas para transmitir por telepatía a todas las compañeras la presencia de la malvada, de esta forma será más fácil capturarla y mandarla a su lugar de procedencia. Dado que algunas de vosotras sois muy rústicas y reacias a usar la telepatía, he encargado a un cabrero de la comarca, que cuando se presente la bicha malvada, os avise a gritos y a silbidos como al ganado. Recordad que puede presentarse como mujer o como hombre.


La fortaleza de la arpía consistía en un extraordinario poder de trasformación que utilizaba para engañar a sus víctimas. Mientras no fuera descubierta estaba segura y podía continuar ocasionando bajas en la congregación. La Bruja Buena estaba apenada de ver como muchas de sus amigas estaban dejando este mundo, así que se fue en busca de Jones para ofrecerle su ayuda.


Bruja Buena-Hola Jones, vengo a ayudar.

Jones-Ahora ya no sirven los reproches aunque ganas tenga de hacértelos, no obstante, gracias por tu ofrecimiento aunque dudo que sirva para algo.

Bruja Buena-Si regreso a la congregación recuperaré mi nombre y la malvada regresará para siempre al inframundo de Soportujar.

Jones-Así es, pero debes saber que se producirá el solapamiento de tu persona.

Bruja Buena. ¿Eso qué es?

Jones-Cuando recuperes tu plaza en la congregación y recuperes tu nombre seréis dos seres, tu vida presente será tu pasado y morirás, sin embargo, vivirás tu vida futura como Chitón pero no en esta realidad.

Bruja Buena-Yo solo percibo una realidad, ¿a qué te refieres?

Jones-Cada ser de este mundo u otro vive en varias realidades indénticas que pueden alterarse de manera desigual y completar su ciclo de forma diferente.

Bruja Buena-Deduzco que el sacrificio es grande.

Jones-Así es, no podía pedirte que renunciaras a tu vida aquí para solucionar los problemas de la congregación, no obstante, tu esfuerzo no será en vano y serás recompensada de alguna forma, ve, habla con tus seres queridos y reflexiona sobre ello.

Bruja Buena-Así lo haré, Jones.


Orbitando Titán

Las bajas en la comunidad se contaban ya por cientos, también entre los draconianos la arpía hacía estragos. Las garras de la arpía aún no habían podido afectar a la especie humana. El Mago Goma estaba preocupado y triste por lo que estaba sucediendo en la comarca y fue en busca de La Bruja Buena.


Mago Goma-Hola, Bruja Buena, tenemos que hacer algo, ingeniar un plan para cazar a la arpía cuanto antes o moriremos todos.

Bruja Buena-Ya lo se, Mago, pero la única solución es mi sacrificio.

Mago Goma-No te sientas coaccionada por las brujas macho y las brujas hembra de la comunidad.

Bruja Buena-¿Y qué hago?, es la única forma de detener a la arpía.

Mago Goma-Ya lo se.

Bruja Buena-Oye Mago, tu crees eso de las realidades solapadas en las que vivimos.

Mago Goma-Por supuesto, ¿quien te dice a tí que no hay un bloguero en otra realidad que emplea una de sus realidades en crear y dirigir las nuestras?

Bruja Buena-Como siempre te explicas como un libro abierto, Mago.

Mago Goma-Puede ser que seamos reales o personajes de una historia de ficción.

Bruja Buena-Creo que es mejor no contarle nada a Paca.

Mago Goma-No te sientas obligada a nada y decide por ti misma,

Bruja Buena-Gracias Mago.


Bruja Buena no quiso decir nada a Paca sobre sus planes para salvar a la comunidad de Brujas, porque sabía que no se lo permitiría sin buscar antes otras alternativas como rezar o hacerse creyente de alguna de esas religiones influyentes que controlan a las sociedades del mundo. Gracias a su poder material en la tierra, estas instituciones podrían detener a la Arpía, pero no había tiempo, la comunidad de brujas iba menguando sin remedio y la arpía cada vez era más fuerte y temida.


Bruja Buena se dirigió a la cocina para preparar el brebaje mágico que la convertiría nuevamente en Chitón y llamó a la Jones para que le ayudara en el trance mágico. La falsa Jones llegó enseguida al lugar donde se encontraba Paca, la verdadera había sido atacada por ella y murió. La arpía transformada en Jones no despertó la más mínima sospecha en la Bruja Buena. Tenía planeado liquidarla antes de que se convirtiera en Chitón, pero no podía hacerlo pues la Bruja ahora era humana y no pertenecía a la comunidad, por tanto, tenía que conseguir que ella misma se quitara la vida.


Arpía-Ya estoy aquí, querida, serás recompensada por tu acto heroico.

Bruja Buena-Hola Jones, pásame el tarro de saliva de sapo griposo para preparar la pócima,

Arpía-Aquí tienes, echa un decímetro cúbico.

Bruja Buena-Solo una cucharada sopera, si le pongo un litro me convertiré en sapo.

Arpía-Échale caspa gatuna y te sentirás 100 años más joven.

Bruja Buena-No me líes , Jones, eso me mataría.

Arpía-No te olvides del jugo de ortigas.

Bruja Buena-¡Eso pica!

Arpía-Echa una pinta.

Bruja Buena-Con un par de gotas será suficiente, ¡oye!, tu no eres Jones, ¡bellacaaa!...

La falsa Jones, dado que no podía acabar con la Bruja Buena, optó por narcotizarla para ganar tiempo y esperar una oportunidad para que ella misma se destruyera. El Mago Goma no acostumbraba a temer a nadie hasta que llegó la arpía. El poder de esta endiablada criatura consiguió exterminar a todas las brujas y ahora le tocaba el turno a él y a los draconianos. Paca, Fran, Franci, a, f, p, 5 y todos los humanos del lugar fueron trasladados en la nave nodriza de Francisca a otros lugares más seguros cercanos a la tierra. Se encontraban en órbita junto a Saturno, muy cerca de Titán. Francisca alentó a sus huéspedes a hacer visitas guiadas en naves lanzaderas robotizadas a esta extraordinaria luna de Saturno. Por las noches Francisca amenizaba al pasaje acompañada del ordenador de a bordo y su ukelele.

Me encanta Titán

Esto es mi vida,

es el espacio,

de aquí partimos,

decid que os gusta,

quiero un aplauso.

¡Mirad que bonito!

¡Lagos de fuel!

¡Charcas de etano!

¡y no es fósil!, ¿qué será?

Me encanta Titán,

sus lagos de gas,

su atmósfera de nitrógeno.

Desde que tengo nave nodriza,

me siento alien,

alabada y poderosa, ja ja!

Buscad al Ente,

pedidle ayuda y protección,

la arpía manda,

gobierna el mundo.

La lanzadera está aguardando,

¿a qué esperáis?,

os llevará a ese lugar.

Me encanta Titán