No quiero ser lagarta

Capítulo III

Conociendo el terreno

La lucha contra la servidumbre endiablada del saurio había comenzado con fuerza. Una escoba mágica no paraba de barrer y dejó el motor de la MGST inutilizado. Bruja Buena, Mago Goma y Mujer Ballena se confabularon con el propósito de vencer a las bestias guardianas del saurio, con un sortilegio de palabras mágicas que gritaron al unísono para darle al asunto aspecto de acto mágico: ¡Vete a tu cueva!, ¡Cierra la puerta!, ¡Y no salgas más!

El sortilegio no sirvió para ahuyentarles pero sí para que se unieran a la lucha unos enormes gusanos de seda que escupiendo hilo pringoso construían instantáneamente redes que nos lanzaban para capturarnos. La Mujer Ballena fue atrapada por una de estas redes pegajosas y una rata voladora se la llevó al abismo de la enorme cueva sauria. Aquello entristeció al Mago Goma y a la Bruja Buena que no pudieron hacer nada para evitarlo.

Comienza la lucha

Otro repugnante gusano de seda intentó repetir la jugada con el mago y la bruja pero falló al combatirlo la Bruja Buena con estas palabras: ¡Qué carajo, convierte a este levianato en un escarabajo! A nosotros no nos dejaron ayudar en la lucha por no ser letras humanas mágicas. Mientras tanto en el castillo de Paca, proseguía el cortejo del saurio previo a la cópula.

Saurio-Piénsalo bien Paca, serás mía por las buenas o por las malas, escoge por las buenas porque por las malas puedo explotar como el lagarto de la Malena aunque no sea de Jaén.

Paca-Mira que te diga, lagarto malandrín, aparte de que somos especies biológicamente distintas, no me veo en el altar contigo ni pariendo lagartijas como una coneja.

Saurio: Mi físico no es problema, amada Paca, soy un lagarto polimórfico y lo mismo me convierto en fiera que en ensaladera, en cuanto a la prole no te necesito para tener descendencia y aunque sufro de noctambulismo fálico, soy andrógino, o sea, me puedo reproducir sin pareja, además ya tengo criaturas que me quieren y defienden de gentuza como el Mago Goma, que me han dicho que es mariquita.

Paca-Mis amigos no son gentuza y también me quieren y me defienden de gentuza como tú, ¡esperpéntico zoomorfo!

Rata voladora

Saurio-¡Mira lo fashion que voy por tí, amada Paca!

Paca-¡Mira lo que tengo en la mano para defenderme de tí, lagarto híbrido!

Saurio-Estoy muy solo, Paca, no puedo volver a mi mundo y quisiera construir uno contigo en mi cueva mágica.

Paca-¿Por qué no puedes regresar a tu mundo?

Saurio-Soy un híbrido rectiliano y humano porque mi madre fue abducida por un lagarto hostil de Draco. Cuando nací todos se horrorizaron y fuí condenado al ostracismo en la cueva mágica que habito como un triste críptido.

Paca-A pesar de haber comprado al ansioso de mi padre me estás dando pena saurio, seamos buenos amigos y no me amenaces más.


No quiero ser lagarta

La protagonista

Si al final consigues que te quiera,

y me dé igual lo que el pueblo dijera:

¡Mira quien va, es Paca la lagarta,

quien se casó en Sierra Nevada!

¡Dicen que él parió 50 veces!,

¡tiene el hogar lleno de lagartijas!,

¡dicen que son híbridos parlantes!,

¡dicen será la especie dominante!

Yo no quiero ser lagarta en tu hogar,

busca en tu especie, pareja encontrarás,

vete a tu mundo, yo jamás a Draco iré,

déjame en paz, por favor, Saurio.

Si al final consigues que te quiera,

y me dé igual lo que el pueblo dijera:

¡No le va bien, el saurio la maltrata,

solo la quiso por ser buena criada!

¡Dicen que él aún no la perdona!,

¡siempre intentó amarla con hechizos!,

¡y fracasó, amaba a otra persona!,

¡quien dicen es la bruja bondadosa!"

Yo no quiero ser lagarta...

No quiero ser lagarta