El circo

Capítulo XV

Todos los lugareños reprocharon al Mago Goma las pocas luces que tuvo por informar a través de la radio comarcal el plan secreto que nos afectaba a todos. Ahora los saurios espías del IPE sabían que guardaríamos los verdaderos datos de la criptopaca debajo del colchón. Ya nada se podía hacer al respecto y todo estaba preparado en la comarca para que aterrizara la nave del IPE. Paca había encargado al mago la construcción de un aeropuerto en las grandes extensiones de terreno del Paca Resort para que aterrizaran cómodamente las naves draconianas. Sin embargo, el Mago decidió construir un sauriódromo, que no necesita de instalaciones fijas ni aduanas como un aeropuerto internacional. Tras el aterrizaje en el sauriódromo los ingenieros del IPE se dirigieron a la recepción del Paca Resort para registrarse.


P-Buenos días. ¿Tienen reserva?

IpE- No os hagáis los suecos que nos habéis detectado con los radares, venimos de paso y necesitamos 10 habitaciones dobles para uso individual a nombre del IpE.

5-Ah, sí, los ingenieros perversos del espacio.

IpE- Pues no, las siglas y sigloides significan Instalaciones para Espectáculos.

5-Entonces ya no os dedicáis a sabotear las aplicaciones de la cadena de bloques?

IpE-Eso es, hemos cumplido condena en el presidio de un exoplaneta por nuestras fechorías y ahora somos feriantes comerciantes que nos gustaría hablar con la directora del complejo para venderle algo.

A-¿Y donde está el dinero que ganasteis ilícitamente?

IpE- Lo invertimos en un fondo de esos raros de un exoplaneta engullido por un agujero negro.

F-La creación y la extinción son esenciales en el universo, nada permanece.

IpE-Por favor, anunciadme a la directora.

5-Paca atiende a los proveedores de lunes a viernes de 5 a 6.

IpE-O sea, de 17 a 18.

5-No, de 5 a 6 de la madrugada, en la comarca madrugamos mucho.

Al día siguiente el IpE se dirigió a las 5 al despacho de Paca para intentar venderle sus productos.

IpE-Buenos días soy el representante del IpE y vengo a ofertarle instalaciones para espectáculos.

Paca-la verdad es que el Mago Goma es capaz de construir cualquier instalación terrícola pero no draconiana, y yo estoy interesada en diversificar la oferta de ocio de Paca Resort.

IpE-Qué te parece un ring de boxeo para lagartos, los tenemos en oferta.

Paca-la verdad es que aquí, a veces, cada uno rema en una dirección distinta y al final no avanzamos, pero de eso a entendernos en un ring de boxeo como que no.

IpE-Qué tal una piscina olímpica para iguanas.

Paca-Me gustaría montar un circo draconiano.

IpE-Tenemos unas carpas made in Draco monísimas, mira el catálogo.

El IpE entrego al Mago la carpa y los materiales necesarios para montar el circo en un terreno del Paca Resort. Las leyes de la comarca prohíben el uso de animales en circos pero no dice nada sobre utilizar criaturas draconianas como iguanas salvajes. Paca convocó una reunión urgente para planificar la oferta circense.

Paca-Venga todos a colaborar con el circo, que hay que hacer caja.

P-Nosotros seremos los payasos.

A- Y Francisca nos tocará el ukelele.

5-¿Cuál, éste?

F-No ordinario, el de cuerdas.

Mujer Ballena-Yo recuperaré mi musculatura y con mi látigo de domadora de fieras intentaré dominar a mi iguana salvaje para que salte a través de un aro ardiendo o algo así.

Iguana-Yo no soy una fiera, cariño, pero por ti usaré mis cualidades polimórficas y me convertiré en una fiera iguana de cuatro patas y largo rabo.

Mago Goma-En la función yo seré el de siempre.

Francisca-Yo no pinto nada acompañando a cuatro payasos con mi ukelele, así que me dedicaré a la taquilla.

Se acercaba la fecha de la primera función y las entradas ya estaban disponibles en taquilla. Un cliente se acercó para comprar un par de entradas:

Cliente-Buenos días, deme dos para la primera función, pagaré con tarjeta.

Francisca- Lo siento está usted desacreditado.

Cliente-¡A mí con esas!, ¡qué mujer más insolente!, ¿como te atreves?

Francisca-No lo tome como un insulto, caballero, el caso es que no tiene saldo y por eso está usted desacreditado.

Cliente-Vete a freír monos y quédate con tus entradas, ¡payasa!

Francisca-Y a ti que te la pique un pollo, ¡egocéntrico meapilas!

El Mago Goma, mandado por Paca, se acercó a la taquilla.

Mago Goma-Hola Francisca, Paca me manda para que gestione la taquilla,

Francisca-¿Y eso por qué?

Mago Goma-Has vendido 50 entradas y te han pedido 55 hojas de reclamación, bonica.

Francisca-La verdad es que me han llamado hasta ladrona porque alguien ha tenido la feliz idea de meter billetes del Monopoly en la caja del cambio.

Mago Goma-No lo puedo creer.

Francisca-Ahí te quedas bonico, me voy a dar una vuelta con la nave a la luna , a ver si descanso de tanto lunático.

La víspera de la primera función todos se afanaban en preparar su número circense. La mujer ballena y su pareja, la iguana, se fueron al bar del Resort a comer algo y a ensayar su actuación.

Iguana- Camarero, proteinas del campo para mí y un bocata de asteroides anabólicos para mi pareja.

Camarero- ¿Qué clase de bichos camperos quiere que le guisemos?

Iguana-El bicho me da igual, pero eso sí, que esté poco hecho.

Camarero-¿Y los esteroides como los quiere, vuelta y revuelta o vuelta y mitad?

Mujer Ballena-Media vuelta porfa, quiero tener músculos otra vez, colega.

Camarero-Enseguida les sirvo.

Mujer Ballena-Gracias guapo.

Iguana-Cuando acabemos las actuaciones que hemos firmado con Paca, tendrás que volver a convertirte en un capullo integral para ser una mujer bonita, tu ya sabes.

Mujer Ballena- Sí cariño, quedaré aletargada y seré Blancanieves unos días hasta que el beso de mi principe iguana me despierte y me haga salir del capullo.

Y llegó el día de la inauguración del circo. Las gradas rebosaban de humanos y draconianos. La primera actuación correspondió a los payasos y fue magistral. Seguidamente actuó el Mago Goma, sacando lagartos de su sombrero y levitando como si fuera San Francisco de Asís. Finalmente actuó la Iguana y la Mujer Ballena, en un número acrobático muy peligroso que dejó boquiabierto al público. Tal y como estaba previsto, la Iguana, gracias a sus habilidades polimórficas, se convirtió en una fiera draconiana bípeda de largo rabo y escamas urticantes. La mujer Ballena debía parecer una domadora fuerte y dominante y lograr que la Iguana atravesara un aro ardiendo mientras le cantaba flamenquito.

Mujer Ballena-¡Salta iguana!, no tengas miedo.

Iguana-Parecemos masoquistas cariño, tu dominadora y yo sumisa.

Mujer Ballena-Ahora es el momento de demostrar tu fuerza viril, salta y la ovación del público será inolvidable.

Iguana-¡El aro arde, cariño!

Mujer Ballena-Tú salta amor mío, que el aro quema pero no achicharra.

El aro quema

El aro quema

No quiero pensar lo que dirán de los dos,

si en esta función no saltas por el aro, amor.

Salta ya, no titubees más, por favor.

El aro esta así porque yo lo encendí,

habrá que pensar en darle emoción sin calor.

Salta ya, que no te quemarás junto a mí,

salta ya, el fuego es ilusión, no es ardor.

Al terminar el número la prensa aguardará,

a que posemos orgullosos en un pedestal.

Te llamarán la Iguana más valiente y audaz,

que entra por un aro,

que quema y no arde de verdad.

El aro solo quema lo fatal,

la fortaleza queda en los dos.

Salta ya la iguana de mis sueños.

Y entra por el aro,

que quema y no arde de verdad.

El aro solo quema el rencor,

si no te queda no te abrasará.

Salta ya la iguana de mis sueños.

Y entra por el aro

que quema y no arde de verdad.