El capullo integral

Capítulo V

El petrarquista entregó al saurio su cancionero y éste se despidió cortésmente de él con una visa black de esas sin límite de fondos como recompensa por su ayuda, algo que al petrarquista le vino de perlas pues hacía tiempo que no rentabilizaba su poesía trovadoresca on line. Obviamente, Saurio podía haberse bajado el cancionero desde la página web del petrarquista pero la magia se hallaba en el soporte físico y no en el digital.

Mientras tanto, en la cueva draconiana del saurio, algo extraordinario había comenzado a suceder. La iguana encargada de la custodia de la crisálida mujer ballena se había enamorado de ella. La fase larvaria continuaba sin problemas y solo faltaban 5 días para el equinoccio, momento en el que se produciría su metamorfosis luciendo dos enormes alas de mariposa monarca. La iguana sabía que eran físicamente muy diferentes y lo peor de todo, enemigos, pero eso era lo de menos pues el amor restaría importancia a esas diferencias. Era consciente de que a la familia iguanidae nunca le crecieron alas y él quería tenerlas para poder cortejar a la mujer ballena en los cielos tras su metamorfosis. Como todos los draconianos, la iguana tenía poderes polimórficos y podría convertirse sin problemas en una dragón con alas. Su ilusión era surcar los cielos de estos bellos parajes junto a la mujer ballena con alas de mariposa.

La iguana estaba a las órdenes de Saurio porque le salvó de un destino fatal en el espacio. Formaba parte de una expedición que partió de Draco para buscar nuevos planetas habitables como la tierra. Venían en una enorme nave nodriza de la que partían lanzaderas para investigar posibles formas de vida y habitabilidad pero en una de esas expediciones, el ordenador de a bordo de su nave fue hackeado y quedó fuera del área de la expedición quedando perdido en el espacio y sin posibilidad de reparación pues no era una cuestión mecánica, eléctrica o energética sino un problema asociado al software de la lanzadera. Al cabo de un tiempo descubrió que la bestia saurio había manipulado deliberadamente el software de su lanzadera para reclutarlo como servidor en su cueva. Optó por obedecerle aunque siempre estuvo tentado de hacer uso de sus habilidades psíco-astrales cambiando a forma humana y vivir como un hombre entre seres humanos.

Los draconianos no sufren competencia, no tienen ambiciones, en lugar de envidiar a quien progresa se benefician de su progreso, no adoran la materia pues ésta es efímera en sus formas y cambiante en el universo. Tienen ciertas creencias en entes superiores del universo al estilo de las religiones terrestres y por supuesto, como en cualquier civilización terrestre o sideral, tienen los detractores del sistema que prefieren el progreso individual y la manipulación de las criaturas vulnerables de Draco. Estos draconianos del egoísmo natural son los que más se han extendido por las galaxias del universo conocido, creando poderosas e influyentes colonias autóctonas de reptilianos en planetas habitables como la tierra.

La iguana se compadecía en el fondo de la bestia sauria. Siendo un híbrido mitad reptil y mitad hombre no encontraba razones para pertenecer a ninguna especie y su objetivo era liderar una colonia humana y reptiloide en su cueva mágica. Necesitaba una lideresa humana y escogió a Paca por la que sentía algo más que afecto. Pensó que podría comprar cualquier cosa a los humanos y descubrió que solo lo físico y efímero se podía comprar. Él no quería comprar amor, eso no le servía, tampoco quería compasión y eso es lo que consiguió de la iguana que le servía por pena. La iguana era bastante romántica. Hablaba con ternura al capullo integral que se movía y comenzaba a mostrar algunos signos de lo que sería su nueva forma tras la metamorfosis. La iguana acariciaba al capullo recitando poesías y cantando canciones de amor mientras lo hidrataba con agua cristalina de la cueva draconiana:

El capullo integral

Mujer Ballena

Gracias, Saurio, por mandarme esta misión,

al capullo con tesón custodiaré,

es hermosa la mujer que volará

con alas de mariposa junto a mí.

Aunque seas un capullo integral

hoy te quiero aunque siempre no sea así,

con tus alas de mariposa volarás

por el cielo de la tierra junto a mí.

Sabes que aquí estoy, me presientes, lo sé,

y los sueños son de los dos.

No merecen la pena sin reciprocidad,

efímeros amores dañando el corazón.

si no quieres amarme te dejaré escapar,

así es como demuestro que te quiero de verdad.

Si Saurio me reprocha que te dejé marchar,

diré que no sois cosas, que sois humanidad,

y si insiste el bellaco le haré reflexionar,

que funde su colonia con reptiles y en paz.


El capullo integral

Tal y como estaba previsto la mujer ballena dejó de ser una crisálida en el equinoccio para convertirse en una hermosa mujer con alas de mariposa monarca. La iguana mandó un whatsapp al saurio comunicándole el evento y el saurio, mientras era transportado por el suave aleteo de hipogrillo hacia su cueva, planeaba con parsimonia el cortejo hacia Paca con el cancionero petrarquista. En definitiva, su pretensión era copular con Paca y crear una civilización subterránea híbrida entre humanos y draconianos donde él fuera lider y Paca lideresa.