Itálica

Episodio VII

Itálica, primera ciudad romana de Hispania, fue fundada en el 206 ac por el general romano Publio Cornelio Escipión para que sirviera de base a sus tropas que guerreaban contra los cartagineses. Se encuentra a 9 kilómetros de Sevilla en la localidad de Santiponce.

Debió ser en la última visita de Julio César a Hispania, en el año 45 a.C, cuando Itálica obtuvo el status jurídico de municipium civium Romanorum. Esta bonita localidad fue cuna de los emperadores Trajano, Adriano y Teodosio, quienes la mimaron convirtiéndola en una verdadera ciudad romana.

En el conjunto arqueológico destacan: el anfiteatro, el templo de Trajano (Traianeum), las termas llamadas mayores o de la reina mora y las casas.

Este anfiteatro, con capacidad para albergar a 25.000 espectadores, era uno de los más notorios del imperio con tres niveles de graderío. Bajo el nivel del antiguo suelo de madera del anfiteatro, hay un foso de servicio para los diferentes espectáculos de gladiadores y fieras. El teatro es la obra civil conocida más antigua de Itálica. Fue construido entre los siglos I a.C y I d.C y su uso se prolongó hasta el siglo V. Tras diversas fases de restauración iniciadas en los años 80, actualmente es utilizado para la celebración del Festival de Teatro de Itálica. Está situado en el Cerro de San Antonio, al oeste del casco urbano de Santiponce.

Anfiteatro de Itálica

Las calles y los mosaicos del suelo de las casas aún son visibles. Se dice que en época wisigótica, sus murallas fueron restauradas por Leovigildo en el año 583 para defenderse de Hermenegildo. En cuanto a la época musulmana, algunos autores árabes la mencionan con el nombre de Talikah/Taliqa. Fue abandonada en el siglo XII convirtiéndose en un lugar despoblado al que los cristianos llamaban Sevilla la Vieja.

La primera norma legal de protección del yacimiento se produjo en 1810 bajo la ocupación napoléonica, ordenando devolverle su viejo nombre de Itálica. Destinaron un presupuesto anual para excavaciones regulares, que sin embargo, no comenzaron hasta 1839-1840 gracias al empeño de un simple y desconocido funcionario. Este conjunto arqueológico de la provincia de Sevilla es hoy un atractivo turístico de primer orden.

Easter