afp5music

Opereta Paca: El pendón

Fui feliz, millonario de mucho postín,

y ahora soy un mendigo que se gastó

todo el capital en arte y en el amor,

hija mía, ¡perdóname!,

y dame otra oportunidad.

Te cuidé desde que fuiste un lindo bebé,

y me fui cuando eras ya mujer.

Sabes que nunca te oculté la realidad,

para qué mentirte si un día sabrás,

que Francisca se fue en una nave espacial,

y una linda noche regresó

para dejarte en el zaguán.

Te dejó el pendón draconiano de él

para que un día la puedas comprender.

Me acusaron los cantones

de blanqueo de capitales,

por pintar mi linda casa

con un mapeado mundial.